El hombre manifestó que esta enfermedad, de la cual su esposa padece hace al menos unos tres años, desde que le fue diagnosticada, y que con el correr de los días, su salud se agrava cada día más.

En este contexto, sostuvo que por el momento la única solución son unas ampollas nuevas que están dando buenos resultados, según le había indicado el profesional médico que la está atendiendo en el hospital 4 de Junio.
Pero la complicación para la familia, surge que cada una de las ampollas tiene un costo de 10 mil pesos, y necesita al menos unas diez de esas dosis, para tratar de frenar la enfermedad, que por estos últimos meses la tiene muy convaleciente, sostuvo el esposo.

Asimismo el familiar de la mujer, recordó que en su momento desde la cartera de salud de la provincia, se habrían comprometido en poder conseguir la medicación, pero que pasan los días, y su esposa se agrava cada vez más, y los remedios no llegan, lamento.

Por último, el vecino suplico a las autoridades provinciales para que les puedan dar una mano, lo más rápido posible, ya que la vida de su esposa, por estos días, depende de esos medicamentos, concluyo.
Además el hombre dio un numero de celular, para quien quiera comunicarse con él, de existir una ayuda de manera urgente para su esposa, 3644-544287.

Fuente: Diario Norte >> lea el artículo original