El abogado Miguel Ángel Plo, quien hasta hace unos días era el defensor de Carolina Pochetti, la viuda de Daniel Muñoz -ex secretario privado de Néstor Kirchner-, se convirtió ahora en un imputado: el juez Claudio Bonadio lo llamó a prestar declaración indagatoria sospechado de haber formado de la trama del lavado de dinero que se habría montado para sacar del país dinero de la corrupción y para desprenderse de las propiedades que se compraron, una vez que pensaron que podían ser detectadas.

Así lo revelaron a Infobae fuentes judiciales, que precisaron que Plo –que fue subsecretario de Política Penitenciaria y Readaptación Social bonaerense en el año 2000- fue convocado para el próximo lunes.
Hasta hoy, no había designado aún quien sería su defensor.

Todas las señales que le llegaban a Plo desde Comodoro Py 2002 en las últimas semanas eran malas.
Incluso, llegó a denunciar por violación de secreto al juez Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli.

Los indicios se terminaron de confirmar cuando lo removieron de la defensa de Pochetti y dispusieron un allanamiento en su estudio jurídico, en la calle Lavalle al 1600, tal como reveló ayer este medio.

En ese contexto, la que sí tuvo que cambiar su defensa fue la propia Pochetti, presa desde el 20 de octubre pasado.
Quedó nombrado el abogado Rodolfo Caminos para representarla y decidir los próximos pasos a seguir.

En la indagatoria que prestó apenas quedó detenida, Pochetti aseguró que no sabía nada de los negocios de su marido.
'Desconozco porque me veo involucrada en esta situación cuando yo solamente soy la viuda de quien fuera en vida el secretario del ex presidente de la Nación Daniel Muñoz', dijo en el escrito al que accedió Infobae.
En esa declaración, Pochetti incluso había destacado ante Bonadio la ayuda que había recibido de su abogado defensor.

Las sospechas sobre el lavado de dinero

Bonadio y Stornelli, sin embargo, avanzan sobre un tramo de la investigación por los cuadernos de la corrupción: la pista sobre el lavado de dinero de más de 70 millones de dólares que pasaron por las manos de Daniel Muñoz, quien falleció en 2016, cuando el escándalo mundial de los Panamá Papers ya había puesto bajo la lupa los movimientos financieros del hombre que acompañaba a diario al ex presidente Néstor Kirchner.

Lo cierto es que la investigación que lleva adelante Stornelli permite sospechar que Plo habría sido parte de las maniobras que se activaron para que su clienta y otros presuntos testaferros de Daniel Muñoz se desprendieran de las propiedades que se detectaron en Miami y Nueva York.

Según se sospecha, los hoy detenidos Juan Manuel Campillo -ex ministro de Hacienda de Kirchner en Santa Cruz y ex titular del ONCAA- y su sobrino Gastón Campillo participaron junto al abogado Plo de 'la disolución de la estructura sociedad ya armada en los Estados Unidos en la venta de los inmuebles registrados' a nombre de presuntos testaferros de Muñoz, que también están detenido en la causa o lo estuvieron y lograron ser excarcelados tras declarar como arrepentidos.

El lunes próximo, según está previsto, Plo dará su versión de los hechos en su indagatoria.
Mientras tanto, los otros implicados –acusados de ser parte de asociación ilícita de los cuadernos- también están ampliando sus declaraciones.

Fuente: Infobae >> lea el artículo original