Pese al rumor de que este jueves distintas agrupaciones sociales iban a bloquear las salidas de los colectivos en las empresas Don Casimiro y Tipoka de Posadas, el servicio está funcionando con normalidad aunque no se descartan algunas medidas durante el día o mañana.
A modo de prevención, los empresarios solicitaron refuerzo policial en los galpones y pidieron a los empleados ingresar más temprano de lo habitual para sacar los vehículos.

Efectivos de la Policía de Misiones, específicamente del Grupo de Operaciones Especiales y de Infantería, se agolparon en las empresas Don Casimiro y Tipoka desde muy temprano a modo de prevención por si intentaban hacer nuevas manifestaciones con bloqueo en la salida de los colectivos.

También desde las empresas resolvieron citar más temprano de lo habitual a los choferes que iniciaban los turnos de la mañana para poder sacar los colectivos.
Hasta ahora todas las líneas del Sistema Integrado de Transporte está funcionando con normalidad y las estaciones de transferencias presentan el movimiento normal y sin inconvenientes.

En la madrugada del jueves pasado, vecinos de los barrios Los Lapachitos, Belén, San Onofre, Evita, Prosol y Altos de Bellavista se apostaron en la entrada de las empresas de transporte urbano de Don Casimiro, Nuestra Señora del Rosario y Tipoka, como así también agrupaciones como el Partido Obrero y el Plenario de las trabajadoras.

A modo de protesta, todos se unieron en reclamo por el alto precio del boleto y solicitaron que se retrotraiga la tarifa a los valores de mediados del año pasado, cuando en Posadas con SUBE costaba $15 y sin SUBE $21, en Garupá con SUBE $19,43 y sin SUBE $27; y en Candelaria con SUBE $22,91 y sin SUBE $32.

Actualmente, los precios que rigen para el servicio de transporte son de $20 con SUBE en Posadas, mientras que sin SUBE aumenta a $28; en Garupá es de $25,90 con SUBE y sin ella $36,25; en tanto que a Candelaria es de $30,54 con la tarjeta plástica y $42,75 sin la misma.

Fuente: Vía País >> lea el artículo original